Buscar

RUTA ENTRE OLIVOS Y AZAFRÁN

A unos pocos kilómetros de Toledo (España), nos encontramos en Madridejos un pequeño municipio que destaca por su encantador aire manchego.


Es el lugar donde se sitúa esta ruta que recorre los lugares turísticos, gastronómicos y culturales más emblemáticos de la zona; así como las empresas que cuentan con elaboraciones alimentarias certificadas como Kosher o cuya fabricación se considera libre de aditivos y/o conservantes.
















PRIMERA PARADA: ALMENDRAS TOLEDANAS

La ruta comienza visitando la empresa Almendras Toledanas y sus campos de almendros.

En este vídeo cortesía de la propia empresa, podréis encontrar más información sobre su proceso productivo y de cómo elaboran las diferentes variedades de almendra disponibles.


Estas son algunas de sus variedades de almendras: al natural, tostadas, repeladas, con chocolate...



La almendra, es un fruto seco que está en pleno auge en Castilla la Mancha. 


SEGUNDA PARADA: ALMAZARA GARCÍA DE LA CRUZ

Si algo destaca a medida que nos vamos acercando a este lugar, es el olor tan característico que tiene el aceite de oliva en crudo. Es increíble el olor tan embriagador que tiene el oro líquido... Aceituna fresca mezclada con fruta fresca y a hierba recién cortada, absolutamente cautivador.


Esta emblemática almazara, lleva más de 150 años fabricando y distribuyendo aceite. Entre sus elaboraciones, cuenta con el aceite certificado como Kosher por la agencia certificadora Orthodox Union.












TERCERA PARADA: BODEGAS BOGARVE


La tercera parada nos lleva a la Bodega Bogarve, otro simbólico lugar que cuenta con más de un siglo de tradición familiar. Destaca por sus variedades de vino y también por su mistela, una bebida típica de la zona.




El azafrán, llamado comúnmente el oro naranja, por su característico color y sabor, forma parte de las cocinas de los manchegos y españoles desde hace siglos.

Por eso, hemos podido degustar algunos productos elaborados con este ingrediente de la mano de la empresa Azafrán 1994, con su azafrán de reciente kasherización.



La forma de reinventar esta tradicional sustancia es mediante la elaboración de sofisticados platos que hacen que los consumidores se deleiten con este tipo de sabor. Con unas pocas hebras se logra que el sabor de los platos cambie radicalmente


El azafrán, es un elemento básico en la cocina de la zona -como podremos comprobar más adelante-. 



CUARTA PARADA: QUESERÍA CAÑADA REAL SORIANA -QUESOS EL CONSUELO

Si por algo destaca La Mancha, es por su increíble queso. Trabajo y cultura se unen para dar lugar a una de las tradiciones más arraigadas de la zona.


La siguiente parada, nos lleva a una cañada real, donde elaboran queso de forma artesanal desde hace décadas.


Con más de 1.000 cabezas de ganado (y en expansión), esta quesería ha sido reconocida con numerosos premios que avalan su saber hacer.

En su página web, aparecen sus productos más representativos.






QUINTA PARADA: MOLINO DEL TÍO GENARO

Su inmejorable aspecto no diría que este molino tiene más de 400 años.

Situado a pocos metros del centro de la ciudad, nos encontramos con este molino centenario cuya estructura y maquinaria se conservan intactas, por lo que ha sido declarado como Bien de Interés Cultural.


Por dentro, se aprecia el museo, así como una galería restaurada y porticada, adaptada para ofrecer espectáculos teatrales y reuniones de tipo social y cultural.


El espectáculo consiste en el clásico molinero contando de "primera mano" sus pericias y vivencias como molinero, mientras nos va explicando cómo funciona el molino y por qué este tipo de estructuras tuvieron tanta importancia para el desarrollo integral de la zona.






SEXTA PARADA: VISITA AL SILO DEL TÍO COLORAO


Nuestra penúltima visita, se realiza al Silo del Tío Colorao.


Un silo, es una antigua casa subterránea construida para resguardarse del calor en verano y del frío en invierno; ya que, durante todo el año guardan una temperatura constante de unos 20-22ºC.


Son viviendas familiares y sin grandes lujos, que destacan por su particular arquitectura (subterránea).

Su localización se encuentra en medio de la zona urbana, y a simple vista no pueden vislumbrarse.










Este tipo de construcciones conservan una temperatura estable durante todo el año, por eso son óptimas para los climas extremos.


SÉPTIMA PARADA: MUSEO DEL AZAFRÁN

Como he mencionado más arriba, el azafrán supone un elemento básico en la cocina de la zona manchega. Este ingrediente, ha sido objeto de trabajo y estudio durante muchos años, por todo lo que conlleva y genera a su alrededor, y por ello en Madridejos han decidido rendirle homenaje abriendo un museo que recopila su historia y tradición.



Hasta aquí, el resumen del camino ENTRE OLIVOS Y AZAFRÁN, una ruta que sin duda merece la pena visitar por su cultura, paisajes, gastronomía y su gente.



EN UN LUGAR DE LA MANCHA DE CUYO NOMBRE SÍ QUIERO ACORDARME...